lunes, 7 de junio de 2010

Kiyosaki y el Padre Rico: ¿Equivocado o Malinterpretado?


Sin dudas Robert Kiyosaki es la representación de la enseñanza de los caminos de la riqueza, un hombre tan influyente que le dió esperanzas a millones de personas, un gurú de las finanzas, un escritor efectivo, un revolucionario. Y como todo revolucionario, innovador y desafiante, su vida y obra están cubiertas de un manto de dos colores: una parte roja de fanatismo y adoración, y una parte negra de dudas, escepticismo y rechazo. La gran pregunta es: ¿ya era rico, o sólo fue un escritor oportunista que se enriqueció con sus libros?. Y a partir de esta pregunta surgen otras, que analizaré desde mi punto de vista de economista, profesor e inversor. Las siguientes son las cuestiones más relevantes acerca de la filosofía del Padre Rico:

1. ¿Pueden aplicarse a los países latinoamericanos sus estrategias de inversión en inmuebles?
En cuanto a la compra de inmuebles, realizando un depósito inicial, no sólo no es posible en este lado del mundo, sino tampoco actualmente en EE. UU. Sin embargo el principio de buscar oportunidades, de comprar barato algo que luego se apreciará en valor, es totalmente cierto. E incluso para esto no se requieren conocimientos en finanzas, sino sólo un buen poder de intuición.

2. ¿Es correcta su visión cuasi-contable acerca de los activos y pasivos?
Desde el punto de vista de la contabilidad no, pero sí desde el punto de vista de la inversión. Sin desmerecer a la contabilidad, esta disciplina tampoco admite lo que los economistas llamamos "Costo de Oportunidad", que implica valorar la mejor opción que estamos dejando de lado por hacer otra cosa. Si piensas sólo como contador, te interesará saber cómo cerrar un balance, si piensas sólo como economista, te interesará saber en cuánto afecta al PBI una caída en las importaciones de otro país. Si piensas como inversor, utilizarás a la contabilidad y a la economía, y, usando los principios de Kiyosaki como disparador (más otros libros técnicos), encontrarás la mejor forma de invertir tu dinero.

3. ¿Leer a Kiyosaki me dará una respuesta al "qué hacer" o al "cómo hacerlo"?
Definitivamente no. Sólo te dará coraje para salir a hacer algo, pero no te dirá en absoluto ni "qué" ni "cómo". Sin embargo te servirá de mucho para que te "despiertes" y veas las cuestiones económicas de otra manera.

4. ¿Los ricos leen o leyeron a Kiyosaki?
La mayor parte no. Sin embargo existen algunos nuevos ricos que sí lo leyeron, pero son bastante pocos. Lo que sucede es que, como el mismo Kiyosaki dice en sus libros, los ricos no estudian en las facultades. Entonces generalmente no leen libros, además de que al ser personas pragmáticas, directamente aplican lo que otros leen. Pero esto no quiere decir que leyendo a Kiyosaki no puedas llegar a ser rico, es más, las chances realmente pueden elevarse. Sólo que no hay que quedarse en eso, se debe salir y practicar.

5. ¿Kiyosaki ya era rico, o sólo fue un escritor oportunista que se enriqueció con sus libros?
No se sabe ciertamente. Pero lo que les puedo decir ahora es que no importa. Si quieres tener éxito, esa pregunta no debe caber en tu pensamiento, porque sería como cuestionar a Shakespeare si es el verdadero autor de sus obras, o a San Martín si realmente cruzó los Andes. Debes creer que lo hicieron y punto, y salir afuera a tratar de hacer lo mismo. Desde el primer momento que dudas ya te estás retrasando. Es más, ¿no es acaso cierto que, desde el punto de vista del coaching financiero, primero debes cambiar tu forma de ser, para luego saber qué hacer y para recién luego tener lo que quieres? La línea entre el hacer y el tener es muy delgada cuando ya eres lo que se necesita. Si pusieras ahora mismo a un gran inversor como George Soros de patitas en la calle sin un centavo, es seguro que volvería a llegar adonde está, porque nadie le puede quitar lo que ya sabe y lo que ya es.

Conclusión sobre Kiyosaki, su obra y vida:

Leer a Kiyosaki es importante pero no determinante. Debe ser completado con otros libros de autoayuda, más conocimientos de economía, contabilidad, administración de empresas y finanzas bien definidos, más cambiar tu forma de ser, más salir a aplicar todo lo que aprendiste. Hay pocas personas que realizan todo el proceso. Si quieres hacerlo más fácil, puedes concurrir a nuestros cursos. ¿Te imaginas todo lo que podrías avanzar? Recuerda, el cambio está en tu manera de pensar.