miércoles, 9 de junio de 2010

Oración de un Emprendedor Frustrado



Ser yo mismo es lo que más me ha costado. Tomar el camino más difícil, el de sólo hacer lo que a mí me gusta, me está matando. Soy un emprendedor frustrado, hastiado de las búsquedas que yacen inertes al margen del pobre camino que he trazado. Me han dicho que el éxito está del otro lado, o me lo he dicho yo mismo, ciertamente no distingo la diferencia entre un yo esperanzado, ilusionado, que aplastaba todo por delante, y el otro yo que no quiere seguir más. Soy en mí mismo una dicotomía, un antagonismo que quiere continuar y que desafía constantemente a sus temores, pero que no quiere dar otro paso. Camino por las calles del centro, veo las vidrieras, veo autos lujosos que pasan por ellas, personas de traje, bancos ostentosos, muchos cafés y bares y gente conversando, teniendo o aparentando tener empresas exitosas. No tengo dinero en los bolsillos, o solo un poco que no alcanza para comprar lo que deseo. Las empresas que he intentado no florecen, no entiendo a las personas o ellas no me entienden, y el tiempo se me ha agotado. Sólo me queda rezar y esperar al hada de los emprendedores, ¡oh diosa que das fuerzas al hombre en desdicha, no me dejes caer! Quizá estas palabras me ayuden:

"¿Deseas buscar el camino que te conduzca hacia ti mismo?
¡Demuéstrame, pues, que estás en posesión del derecho y de la fuerza!
¿Eres tú un primer movimiento?¿O una rueda que gira sobre sí misma?
¿Puedes obligar a las estrellas a que giren alrededor de ti?
¿Puedes señalarte a tí mismo tu bien y tu mal, y suspender tu voluntad
por encima de ti como una ley?
¿Puedes ser tu el vengador y el juez de tu propia ley?
Tu camino, ¿pasa delante de tí mismo y delante de tus siete demonios?
¡Tu quieres crearte un dios de tus siete demonios!
Yo amo a quien quiere crear algo más elevado que él, y que en ello perece.

"Así habló Zaratustra", de F. Nietzsche

Yo quiero crear algo que esté más allá de mí mismo, yo quiero emprender. ¡Oh hada del emprendimiento, gracias por haberme iluminado!